Tomado de: AIN
Lourdes Elena García Bereau

La cantante Omara Portuondo y el pianista Roberto Fonseca durante la presentación de la nueva versión de su disco Magia negra en el teatro Mella, en La Habana, Cuba, el 18 de enero de 2015.

La Habana, 19 ene (AIN) Irrepetible y misterioso, grandísimo en sonoridad y convocatoria, resultó el concierto único que este domingo reunió a Omara Portuondo y al pianista Roberto Fonseca en el escenario del Teatro Mella de la capital, para presentar el disco Magia Negra.

Producido por la casa discográfica Colibrí, el fonograma lanzado ahora con arreglos de Juan Manuel Ceruto, permitió mostrar la grandeza y versatilidad de “...una diva de este tiempo”, como la llamara el poeta Miguel Barnet, quien la elogió en sus palabras de preámbulo al concierto.

En esta tarde de Omara, nuestra vieja amiga, eternamente joven, nos honra con su presencia un poeta singular, Antonio Guerrero, Héroe de la República de Cuba, aseguró Barnet, también presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba.

Guiado por la voz de la Portuondo, el público lloró, cantó, aplaudió y recordó temas muy antológicos como Veinte Años, Adiós felicidad, Tal vez, Bésame mucho y Contigo en la distancia, este último interpretado a dúo con el joven cantante David Blanco.    La incógnita de la noche quedó resuelta cuando la Diva del Buena Vista Social Club, se juntó en el escenario con Michael Sierra Miranda, El Micha, uno de los más famosos representantes del género urbano en Cuba, para cantar una versión diferente y muy fresca del tema Ogguere, asombro para muchos de los asistentes.La cantante Omara Portuondo rinde homenaje al declamador Luis Carbonell, durante la presentación de la nueva versión de su disco Magia negra en el teatro Mella, en La Habana, Cuba, el 18 de enero de 2015.

Yo también creo en la Magia Negra, dijo Omara a un público que rememoró junto a ella amigos tan importantes como Luis Carbonell, Juan Formell e Ibrahim Ferrer.

Es un honor para mí hacer este concierto lleno de pasiones, emociones y mucho sentimiento, aclaró Robertico Fonseca, que reunió en el escenario a reconocidos instrumentistas como Yandy Martínez, Javier Salvas, Roberto García, Yaroldy Abreus y Ramsés Rodríguez.

Antes de finalizar, Orlando Vistel, presidente del Instituto Cubano de la Música, entregó un reconocimiento especial a la promotora Nisia Agüero, por su contribución al trabajo cultural en Cuba.

Mario Escalona, director general de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM), entregó a Omara Portuondo un Disco de Oro, honor por los 50 años de trabajo en colaboración con ese catálogo.

Finalmente, y ante un Teatro Mella pleno, la diva juntó su voz a la de Tony Guerrero para cantar un fragmento de La Era, momento emotivo para todos aquellos que llegaron al coliseo para presenciar otro acto de Magia Negra.