Cuba Contemporánea
Por Gonzalo Vuelta Madrazo

La gran afluencia ante la convocatoria a la edición 56 del Premio Literario Casa de las Américas –entre los más antiguos de la región– con 652 textos de autores de más de 20 naciones, ratifica la atracción por la cita sustentada en el rigor y prestigio de cada obra galardonada.

Argentina con 173, Brasil con 171 y Cuba con 142, seguida de Colombia, tienen la mayor representación de obras en concurso por países este año, aseveró en conferencia de prensa en Cienfuegos Lianet Hernández, de la dirección de Comunicación e Imagen de la entidad cultural.

La gran afluencia ante la convocatoria a la edición 56 del Premio Literario Casa de las Américas –entre los más antiguos de la región– con 652 textos de autores de más de 20 naciones, ratifica la atracción por la cita sustentada en el rigor y prestigio de cada obra galardonada.

Argentina con 173, Brasil con 171 y Cuba con 142, seguida de Colombia, tienen la mayor representación de obras en concurso por países este año, aseveró en conferencia de prensa en Cienfuegos Lianet Hernández, de la dirección de Comunicación e Imagen de la entidad cultural.

El jurado, con 22 integrantes, sesionará entre los días 19 y 25 de este mes en el hotel Gran Caribe Jagua de esa localidad, la sede de Casa para esa finalidad por decimoquinta ocasión, para discernir los ganadores en las categorías de novela, ensayo, poesía, literatura brasileña, literatura de latinos residentes en Estados Unidos y literatura para niños y jóvenes, quienes serán anunciados el días 29 en la sede.

De las seis categorías en concurso la mayor disputa ante el número de textos son en poesía, novela –con 179 volúmenes, para rebasar la cifra de otros años– y literatura para niños y jóvenes.

En la localidad centrosureña el jurado alternará con un programa de encuentros con estudiantes y profesores de la Universidad Carlos Rafael Rodríguez, la Escuela de Arte Benny Moré y la Facultad de Ciencias Médicas, y como colofón, participarán en la habitual presentación de los títulos premiados en el anterior certamen, en la librería Dionisio San Román.

En conferencia simultánea en la sede de Casa de las Américas en la capital, el director del Centro de Estudios Literarios, Jorge Fornet, reconoció que el Premio –uno de los concursos literarios más importantes de América Latina– “constituye una excelente plataforma de lanzamiento para las obras y autores, sobre todo para los emergentes”.

Sin duda, la permanencia del Premio Casa de las Américas ratifica el prestigio por el que abogó Haydee Santamaría en 1969, cuando sentenció sabiamente que más que de Casa de las Américas, de Cuba, era de Latinoamérica, por cuanto había que evitar que se estanque, se haga aburrido o tradicional.

El Premio Casa de las Américas se otorga anualmente por esa institución desde 1960, y en principio se conoció como Concurso Literario Hispanoamericano, luego Concurso Literario Latinoamericano en 1964, hasta 1965, cuando adquirió su actual nombre.